Mothman
Virginia, Estados Unidos

Extraña criatura con alas, humanoide de dos metros de estatura. Cuerpo cubierto con pelo gris. Ojos rojizos hipnóticos, sin cabeza definida. Así lo describieron una mujer y su padre cuando el ente se plantó en medio de la carretera, en West Virginia, Estados Unidos, siendo ésta la primera noticia de su aparición en 1960.

Mothman

La conductora del coche explicó el incidente: "A su espalda se desplegaron unas alas que prácticamente llenaron toda la carretera. Casi parecía un pequeño avión. Entonces despegó rápidamente, desapareciendo de nuestra vista en pocos segundos. Los dos nos quedamos aterrorizados. Pisé el acelerador y me apresuré a alejarme de ahí".

Luego, en noviembre de 1966, los reportes en Virginia se multiplicaron y así nació la historia del Hombre Polilla o Mothman, como puede verse en la siguiente cronología:

1° de noviembre - Richard West, residente de la ciudad de Charleston, comunicó a la policía que un ser alado con aspecto humanoide, de unos dos metros de altura y unos tres de envergadura en sus alas, permanecía en lo alto de una vivienda cercana, para ascender verticalmente “como un helicóptero”. Destacaban sus brillantes ojos rojos.

12 de noviembre - Cinco hombres se encontraban en el cementerio local, preparando la fosa para un entierro, cuando algo que parecía un ser humano, despegó de algunos árboles cercanos y voló sobre sus cabezas. Esto cerca de Clendenin, Virginia.

14 de noviembre - Dos parejas (de apellidos Mallette y Scarberry), paseaban en coche en Point Pleasant (Virginia Occidental), junto a unos depósitos militares conocidos como TNT. Las cuatro personas observaron a una criatura de unos 2m de altura, con dos alas plegadas a la espalda y que les miraba con sus brillantes ojos de color rojizo. Aceleraron hasta alcanzar los 160 km/h, pero la criatura les seguía muy de cerca y sin aparente esfuerzo. Ellos escucharon un fino chirrido, similar al emitido por un "ratón grande". El sheriff, tras escucharlos, se desplazó de inmediato a la zona, la cual albergaba una fábrica de explosivos así como numerosos depósitos de almacenamiento -muchos de ellos subterráneos-, pero no encontró nada, tan solo una leve interferencia en su radio. “Fueron aquellos grandes ojos rojos, como faros de carro, lo que nos sobrecogió”, declararían poco después los testigos. Al día siguiente, durante una conferencia convocada por el sheriff George Johnson a raíz de las declaraciones de los cuatro testigos, el caso fue conocido por la prensa, y surgió el nombre de "Mothman" para bautizar a la criatura.


Enormes alas, que algunos testigos han identificado alternativamente como
una gran capa que cubre su espalda y rostro

A las 22:30 horas, de esa misma noche, Newell Partridge veía la televisión cuando la pantalla se oscureció sin motivo aparente. Su perro, llamado “Bandido”, comenzó a aullar en el porche delantero, por lo que salió a ver lo que pasaba. Entonces "Bandido" ladraba hacia el granero, a pocos metros de la casa. Newell apuntó con la linterna en esa dirección y vio dos círculos de color rojo, que comparó con las luces de una bicicleta. El perro salió disparado hacía aquellos ojos brillantes, mientras Newell regresaba a casa en busca de su escopeta. Presa del temor, decidió ya no salir, y esa noche durmió con el arma sobre la cama.

16 de noviembre - También en las inmediaciones del antiguodepósito militar, otro testigo aseguró haber observado al ente: “Lo vi entre las sombras, era como si se hubiese estado arrastrando en el piso y lentamente fue poniéndose de pie, de color gris y mucho más alto que un hombre, con dos terribles ojos rojos”.

Entonces la histeria se desató. Decenas de personas confesaron haber sido testigos del Mothman, y la periodista Mary Hyre comenzó a publicar artículos sobre el extraño personaje en el diario “The Messenger”, e inició su investigación, hasta que recibió la visita de dos extraños hombres vestidos de negro que le aconsejaban dejar de publicar artículos sobre el tema. Mary, aseguraba que casi cada noche se desvelaba, víctima de un sueño que se repetía cada madrugada. Veía cómo el puente de Silver Bridge, que se sitúa a la entrada de Point Pleasant, se derrumbaba. Una premonición que no andaba muy lejos de la realidad.

La siguiente que se llevó el susto de ver a al extraño ser alado, fue Marcella Bennett, que observó con nitidez cómo una figura humanoide se levantaba del suelo, detrás del vehículo. “Parecía como si hubiera estado tumbado en el suelo. Se levantó lentamente. Era un ser grande y gris, mayor que un hombre, con unos ojos rojos resplandecientes, terribles”. La impresión que le causó aquello fue tan grande, y el efecto hipnótico de sus ojos ubicados en el torso tan penetrante, que la testigo cayó aturdida al suelo junto con su pequeña, entrando en la casa de la mano de uno de sus acompañantes. Atrincherados en la vivienda sintieron como la criatura merodeó por fuera durante unos minutos, e incluso la vieron asomarse por las ventanas al interior de la casa.

25 de noviembre- En un campo de cultivos, a las 07:15 de la mañana, un hombre declaró que cuando se dirigía a su trabajo, una figura humana de color grisáceo, se elevó verticalmente desde el suelo y se abalanzó contra su coche. Aceleró, pero el Mothman lo estuvo siguiendo, dando vueltas sobre el vehículo como si estuviera jugando, durante varios kilómetros.

26 de noviembre - Ruth Foster observó la criatura fuera de su casa, en su jardín.

27 de noviembre - La joven Connie Carpenter vio como un hombre vestido de gris desplegó una enormes alas y se dirigió contra su coche, desviándose cuando estaba a punto de impactar. “Aquellos ojos. Eran de un rojo intenso, y una vez fijos en mí, yo no podía apartar los míos de ellos”, aseguró al investigador John Keel, un conocido periodista, que por cinco ocasiones se desplazó hasta Virginia Occidental para recoger in situ cientos de testimonios y publicarlos en su revista “The fliying sauce review” (La revista de los platillos volantes).

Luego, en el siguiente mes:

Diciembre 4 - Varios pilotos militares, pertenecientes a la base cercana a Galípolis, también habrían observaron al monstruo maniobrando y planeando sobre el río, y que pudieron calcular que iba a unos cien metros de altura y a casi 100km/h. Posteriormente le habría seguido con sus aviones con la intención de fotografiarlo, pero se dice que no pudieron, ya que el ser habría desaparecido en uno de sus movimientos cerca de un espeso bosque y así continuaron los avistamientos con al menos cien testigos.

En medio de tal fiebre, se desataron las especulaciones, mientras que unos decían que era un ángel enviado para alertar de una catástrofe; otros, que era un demonio que más bien venía a causarla; que era una criatura mutada por la radioactividad de la zona e incluso de una maldición lanzada quinientos años atrás por un líder indio llamado Hokolesqua, antes de morir víctima de una emboscada.


Estatua ubicada en Point Pleasant

Junto a las apariciones del Mothman se multiplicaron también los avistamientos de ovnis, y la presencia de unos extraños hombres vestidos de negro, como los que interrogaron a la periodista Mary Hyre.

Casualidad o no, los avistamientos del Mothman cesaron la noche del 15 de diciembre de 1967, cuando el puente de Silver Bridge, de 700 metros de largo que cruzaba el río Ohio, se desplomó, acabando con la vida de más de cuarenta y seis personas, como sucedía en el repetitivo sueño de Mary Hyre, que asombrosamente se encontraba en ese momento en el puente, junto a varios testigos más de las apariciones.

Mothman_puente
Tras el derrumbe del puente, el Mothman no se volvió a ver en esa zona.

Con todo el material recopilado esos años, John Keel escribió “The Mothman Prophecies” ("Las profecías del Mothman"), que sería llevado al cine en 2002, protagonizada por Richard Gere y Laura Linney.

En el estado de Virginia estos sucesos siguen vivos, y el productor de “Expediente X”, Cris Carter, también dedicó un episodio de la popular serie a esta criatura que, desde luego, es una de las que más testigos ha tenido en el mundo paranormal.

Fuente: Blog Tejiendo el Mundo

*******

HIPÓTESIS

Varias son las posibles hipótesis que se han propuesto para explicar el origen del Mothman.

Las más arriesgadas proponen que la criatura era realmente un ocupante de los ovnis o tenía un origen ligado a éstos, no necesariamente extraterrestre, pudiendo ser parte de una manifestación energética o dimensional, y entrando así de lleno en la hipótesis parapsíquica que el mismo John Keel, entre otros investigadores de lo insólito, propuso para los sucesos paranormales y ufológicos. A partir de este punto, están los que opinan que el Mothman habría sido una especie de figura premonitoria que intentó avisar de la catástrofe, frente a otros pocos que abogan por que la criatura fue la causante del hundimiento del puente, a pesar de que las investigaciones posteriores señalaron como causa el defecto de fábrica en algunas de las piezas del puente, construido en 1928, que se fue acrecentando con el paso de los años (LeRose, 2001).

Por otro lado, existe la hipótesis que encuadra al Mothman dentro de la criptozoología más clásica, pudiendo ser por tanto un animal aún no catalogado por la ciencia, pero totalmente terrestre.

Entre las versiones que intentan explicar los hechos sin acudir a aspectos enigmáticos, destaca la que sugiere confusiones con aves comunes. Así, el biólogo Robert Smith, de la Universidad de Virginia Occidental, propuso que los avistamientos se debían a confusiones con la Grulla arenera -Sandhill crane- (Grulla canadiense).

Mothman_grulla
La teoría de la grulla fue apoyada por las autoridades federales de las Fuerzas Aéreas que posteriormente investigaron el caso

El reconocido ufólogo John Keel, quien registró la mayoría de los principales testimonios sobre Mothman, divulgó una foto de este tipo de grulla después de haber oído la teoría al comienzo de sus investigaciones en el año 1966, cuando todavía se estaban produciendo avistamientos. Pero, ningún testigo reconoció al ave de la foto o pudo relacionarla de alguna forma con lo que había visto.

Por otro lado, Joe Nickell (2002 y 2004), planteó después que las causantes de los sucesos pudieron ser realmente especies del orden de los búhos, lechuzas y cárabos. Estos errores de percepción podrían haber sido favorecidos por el momento de histeria social que existía ante la supuesta presencia de una criatura desconocida. No obstante, y aunque no se recogieron evidencias físicas durante esos meses (ni siquiera huellas), la enorme cantidad de testimonios existentes, algunos a plena luz del día, que relatan en su práctica totalidad a una criatura de una altura alrededor de los 2 m, una envergadura de unos 3 m, dos ojos de color rojo intenso, y la existencia de piernas, plantean serias dudas a esta hipótesis, al no encuadrarse estos datos en las características de las aves citadas.

Avistamientos de ovnis y los Hombres de Negro

En Point Pleasant, WV, los avistamientos de Mothman están estrechamente ligados a innumerables avistamientos simultáneos de ovnis y HDN (Hombres de Negro). La gente pudo ver desde brillantes luces moviéndose en el cielo nocturno, hasta esferas metálicas con brillantes focos que parecían espiar a la gente. En una ocasión los testigos vieron un ovni gigante en forma de puro que volaba lentamente y en silencio sobre el río Ohio y que de pronto se transformó en un avión, con ruido de motores incluido.

Los HDN, aunque en un principio se habían mostrado dentro de esferas y platillos volantes, más tarde se dejaron ver en automóviles negros, aparentemente más manejables. Estos personajes normalmente hacían extrañas visitas a las personas que habían visto a Mothman para instigarles a mantener silencio. A veces, sin embargo, simplemente les hacían una serie de preguntas incoherentes, a menudo hablando como si recitaran, pero sin comprender el significado de sus palabras.

Fuentes: Informe Ovni y La verdad sobre los UFOs